Portal canino Razas de perros. Fotos de perros.

Razas de perros. Portal canino. Los perros como mascotas. Perros. Razas de perros. Adiestramiento canino. Enfermedades de perros. Fotos de razas de perros

Peleas de Perros


Las peleas de perros pueden empezar por diversas situaciones, que provocan una reacción agresiva de un perro hacia otro. Es fundamental conocer estas situaciones tanto para evitarlas (en la medida de lo posible) como para saber actuar en caso de que el conflicto resulte inevitable.

Tipos de peleas de perros:
Pelea entre dos perros: Es el tipo de pelea más común.
Ésta sería el tipo de pelea en la que no hace falta que intervengas, porque si las cosas son como deben ser y como manda la Naturaleza, el resultado no debería causar daños importantes a ninguno de los dos perros. Son peleas más que nada cómo una muestra de poder, no son una agresión real.

Los perros machos, generalmente, inhiben su mordida y no desean causar daño. Como excepción son las razas usadas como razas de pelea, bull terriers, mastiffs, dogos argentinos, etc.

Pelea entre dos perras: Esta es una pelea muy seria ya que las perras cuando pelean lo hacen a muerte.

Las perras no inhiben la mordida, como los machos. Por norma, las perras hembras no tienen gran predisposición a pelear. Es por eso que este tipo de peleas son tan peligrosas

Pelea entre un macho y una hembra: Pelea muy rara ya que las hembras normalmente aceptan la dominación natural de los machos. Además, un perro macho nunca lastimaría a una hembra, incluso a expensas de su propia vida.

Por estas dos razones, si se produce una pelea así, hace que la pelea extremadamente peligrosa para el macho, ya que por no dañarla, es muy probable que muera ante la hembra, a pesar de ser mucho más grande y fuerte que ella.

Pelea entre un cachorro y un adulto: Mientras el adulto tenga mayor fuerza que el cachorro no habrá problema. Incluso una hembra jamás lastimaría un cachorro.

Pelea entre dos cachorros: Esta pelea no es preocupante si son compañeros de camada, de igual edad o de un tamaño similar.

De no ser así, puede ser algo serio. Los cachorros no inhiben su mordida (se desarrolla en la pubertad).Por lo que un cachorro de mayor tamaño o menor edad podría matar accidentalmente a uno de tamaño o edad inferior con extrema facilidad.

Aquí hemos nombrado y enumerado los diferentes motivos por lo que se puede producir una pelea y en los casos que son peligrosas o no. Pero todo lo escrito anteriormente pierde su efecto si uno de los perros envueltos en la pelea es un perro de pelea (bull terriers, mastiffs, dogos argentinos, etc.) En ese caso todas las peleas son un peligro y deben ser detenidas en el instante.

Los perros de pelea, es decir, aquellas razas criadas por el hombre para pelear, son muy peligrosas en tema de peleas. Uno de los rasgos de esas razas es que no inhiben su mordida. Es un gen que no existe en esas razas.

¿Qué hacer en una pelea de perros?
Antes de nada pensar, ya que si la pelea no está poniendo en riesgo serio a ninguno de los dos perros, no debemos hacer nada. Debemos dejar a los perros que resuelvan sus problemas de manera natural.

¿Y cómo actuar?
La mejor manera de mediar en la pelea sería entre dos personas. Cada uno debe agarrarar firmemente y a la vez un perro por las patas traseras, y levantarlas a la vez. Una vez las patas traseras no toquen el suelo, haremos caminar al perro hacia atrás alejándolo de la escena. Tras varios minutos de calma, los perros se tranquilizarán.

La situación es más difícil si estás tú sólo para separar a ambos perros. Aquí deberás actuar rápido, y tomar una decisión sobre a qué perro coger. Lo que debes hacer es levantar al perro que esta ganando la pelea, porque el que pierde se tranquilizará al no sentir la presión del otro.

Si recuerdas, antes hemos hablado de los perros de peleas…en el caso de una pelea en la que esté envuelto un perro de esas características, piensa que si levantas un perro que está siendo atacado por un perro de pelea, lo estarás condenando a muerte. En ese caso, levanta al perro de pelea. Lo más probable es que el otro perro también deje de pelear.

Lo que nunca debes hacer es gritar o pegar a los perros porque lo único que harás será provocar que los perros peleen con más rabia. Y nunca intentes agarrar a uno de los perros por el collar porque puedes salir mal parado y llevarte un mordisco en la mano.

Educar al Perro


Los cachorros son como niños, hay que enseñarles lo que se les permite y lo que les está prohibido.
Primero debemos diferenciar entre educar y adiestrar, pues ambas funciones son diferentes. Educar son las normas y límites en casa impuestas por el dueño al cachorro, de manera que el perro aprenda qué debe o no debe
hacer… Hay que tener claro que la educación del animal se inicia desde el momento en que llega al hogar, desde el primer día. Así será más fácil implantar las bases de lo que puede o no hacer.
La mejor opción a la hora de educar un perro es que el propio amo sea el que se encargue de la tarea, aunque puedes asesorarte en escuelas de adiestramiento ya que los instructores, con gran experiencia y conocedores de la psicología canina, sabrán enseñarte la metodología más correcta.
La idea es que el dueño del animal lo eduque de una forma positiva y amena. En este proceso de que el perro obedezca, cuando el animal haga algo bien debemos hacer que se dé cuenta, por lo que es beneficioso que el perro reciba una recompensa o premio. Es preferible una palabra amable o una caricia, no tiene que ser necesariamente un alimento.
Posibles situaciones y como corregirlas
”Mi perro lo mordisquea todo”: Cuando lo encuentres mordiendo un zapato o cualquier objeto que no debe tocar, dile que eso no se debe hacer de una forma autoritaria. Luego debes quitarle el objeto en cuestión y sustituirlo con uno de sus juguetes, para que lo mordisquee y juegue con él. Cuando lo haga felicítalo con caricias para que vea que ese comportamiento sí te gusta.
”Mi perro orina dentro de casa”: Puede que esté marcando su territorio o, incluso, puede que aún no sepa dónde debe orinar. En ambos casos la solución es poner una marca olfatoria. Es decir, toma un periódico, ponlo dónde el perro se haya orinado, esperar que el papel absorba la orina y pon el periódico en dónde quieres que orine.
”Cuando está sólo lo muerde todo”: Piensa que para tu cachorro es muy difícil sentirse sólo. Además, está creciendo y está lleno de energía. La solución más adecuada sería llevarlo a pasear para que se canse, así no tendrá energías para romper nada. Pero, sobre todo, lo recomendable es dejarle todos sus juguetes y la comida a su alcance. Así cuando tenga hambre o quiera jugar podrá hacerlo.

Es bueno impregnar todos los juguetes con tu olor, con tu colonia pues siempre que escogen un objeto, buscan los que le recuerdan a su dueño.
”¿Mi perro puede llegar a morder a alguien?”: Si no se le acostumbra de pequeño a que estar con gente puede llegar. Porque se acostumbra a la intimidad con su amo y cualquier exceso de gente lo pone nervioso…o piensa que le resta atención sobre usted. O, incluso, porque teme lo desconocido.
Hay un periodo llamado de socialización, que es de la semana 6 a la 12, durante el cual se aconseja relacionar al perro con la gente: niños, ancianos y también con otros animales.

Adiestramiento de Perros

El perro, por instinto, está predispuesto a entender lo que le decimos, y a actuar en nuestra defensa o la de nuestras propiedades. Cualquier poseedor de un perro le puede enseñarle cosas, pero para ciertas tareas es imprescindible la educación profesional. El éxito que obtengas de un adiestramiento casero dependerá de tu preparación en el tema, de tu compenetración con tu perro. Si intentas hacerlo tú, ten mucho cuidado porque es muy difícil reeducar a un perro que haya aprendido algo mal. Si quieres que tu perro haga algo específico y no estás capacitado, lo mejor es dejar su enseñanza en manos de un adiestrador profesional. Existen ciertas normas de conducta básicas que el perro debe aprender: Inculcársele limpieza, enseñándole dónde debe hacer sus necesidades. Debe aprender a no estropear los muebles, no morder nada más que sus juguetes. El cachorro debe responder a su nombre y saber reconocer a los miembros de la familia sin mostrarse agresivo ni con ellos ni con las visitas. Debe aprender a acudir a la llamada, pasear debidamente con una correa sin tirar de ella, sentarse cuando se le ordene y no enfrentarse con otros perros. No debe ponerse de pie sobre la gente…Como podéis ver hay muchas cosas que el perro debe aprender. Y esto son sólo cosas básicas… Como ya hemos dicho muchas de éstas normas de conducta son difíciles de inculcar…y las personas más apropiadas para hacerlo son los adiestradores profesionales.

Accesorios para perros


Primeros consejos
¿Piensas en comprarte un perro pero no sabes todo lo que va a necesitar tu nuevo amigo para encontrarse cómodo en tu casa? ¿Quieres que el nuevo miembro de tu familia se encuentre a gusto en su nuevo hogar y de sus nuevos amos?
Tranquilo, en perrosamigos.com vamos a presentarte todos los objetos y todos los cuidados que va a necesitar tu perro para que éste crezca sano, fuerte y feliz.
¿Qué objetos va a necesitar tu perro para ser feliz y sentirse a gusto?

Una cama para perros
Los perros, cómo cualquier ser vivo, necesitan un sitio confortable y seguro dónde descansar y dormir. Debemos intentar que ese lugar esté en un lugar tranquilo de la casa, alejado de las zonas de más movimiento de la casa. Al principio, un cuarto dentro de la casa puede ser un buen lugar para poner su cama hasta que se sienta seguro.
Si su perro va a estar en el jardín, debe poner la cama del perro en un lugar reservado para él, un sitio dónde pueda resguardarse del frío o de la lluvia. Lo mejor en estos casos es una casa de perros de un tamaño lo suficientemente grande para el perro.
Ten en cuenta que ese va a ser su lugar de refugio y descanso.

Accesorios para la comida del perro
El perro va a necesitar un plato para la comida y otro para la bebida.
Estos accesorios, al igual que la cama, deben estar en un lugar tranquilo y separado de las zonas con más actividad. Muchos perros pueden ponerse violentos e incluso llegar a morder si piensan que se les va a quita la comida.
Además, asegúrate de que el tamaño y el material de estos platos sean los apropiados para tu perro.
Accesorios para que el perro juegue
Es decir, juguetes. Puede que no te parezcan algo realmente esencial , pero los juguetes son un muy buen entretenimiento para el perro. Además, a los cachorros les encanta masticar y morder cosas. Es mejor que tu perro muerda sus juguetes y no el sofá, zapatillas, almohadones…o lo que encuentre a su paso.
Acostumbrar al perro a morder sus juguetes es bueno para cuando estés ausente de casa. Así no encontrarás todo mordido al llegar.


Accesorios para la higiene del perro
Aquí te vamos a presentar algunos accesorios que debes tener en tu casa para que mantener a tu perro limpio, saludable y sano. Son objetos para la higiene dental, para el cepillado del pelo, etc.
Cepillo y pasta de dientes: Lo mejor para esta práctica es que acostumbres al cachorro, desde pequeño, al uso del cepillo de dientes porque así el perro verá esta práctica cómo una más de tus caricias o cuidados.
De todas formas, no es recomendable comenzar directamente con un cepillo dental. Lo mejor es comenzar con un pequeño cepillo que se pone en el dedo o incluso con un paño humedecido con agua salada y bicarbonato. El uso del cepillo dental debes hacerlo progresivamente.
Nunca debes cepillar los dientes con pasta de dientes humana. Hay pasta especial para perros. La humana hace demasiada espuma y tiene un sabor muy fuerte para el perro. Además, tiene excesivo cloro para el perro por lo que podría llegar a ser nociva para su salud.
Los dientes deben limpiarse suavemente y yendo desde la encía hacia la punta del diente. Y el cepillo que elijamos deberá ser suave, para no dañar al animal.
Cepillo para cepillar al perro: Esta práctica es muy importante a la hora de mantener a nuestro perro limpio y sano. Ya no sólo por eliminar los pelos muertos de nuestro perro, sino también porque el pelo de nuestro amigo lucirá lustroso y brillante.
Al igual que hablábamos antes con el cepillado dental, habituar al perro a quedarse quieto y que disfrute con el cepillado después del baño, es algo, que si se empieza desde la edad de cachorro, será más fácil de conseguir si se les trata con cuidado y compresión. De esta forma, pronto se acostumbran a ello sin resistirse a ser tocados.
El cepillado debe hacerse antes y después del baño. Es muy importante que antes de bañarlo lo cepilles pues si el perro tiene nudos o pelos enredados, la suciedad y el champú se quedarán entre los pelos enredados, creando un problema peor ya que hacen los nudos aún más tiesos. Esto también puede causar problemas en la piel o empeorar las cosas si ya existían problemas previos.
Necesitarás un peine y un cepillo especial para perros y éstos deben ser del uso exclusivo de tu cachorro.
Champú para perros: Puedes utilizar prácticamente cualquier champú suave “sin lágrimas” para perros, a menos que tu perro tenga pulgas o un problema de la piel. En ese caso utiliza un champú que sea para su problema específico, o uno recomendado por tu veterinario.
Al usar un champú normal para perro, lo mejor es diluirlo. La mayoría de los champús para perros son muy espesos, lo que dificulta para distribuirlos uniformemente y hacer una buena espuma. Puedes echar algo de champú en una botella vacía y echarle cantidades pequeñas de agua hasta que alcance la consistencia que busques